-->

El Si y el Amen


Ministerio de Gracia y Revelación

Alumbrando los ojos del entendimiento

El Si y el Amen.

(Heb: 5:12-14) Pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

(Efe: 4:12-15) Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo.

Ejercicio de palabras
(Bendecidos con toda bendición, a todos los que han sido perdonados, Justificados, Libertados del diablo y los demonios, a los que han sido libertados de la ley, Etc).

Siempre que escuchamos de nuestros guías espirituales palabras que nos agradan y que caen bien a nuestros oídos, respondemos inmediatamente… Amen; Y damos por hecho, que nuestra respuesta esta bien fundamentada, pues lo que escuchamos viene respaldado por la biblia o por un hombre de Dios, pero…

(2Cor: 1:19-20b) Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén.

Hay dos formas de responder.

1- Si= Así es, Esta hecho, Es una realidad, no hay duda.
2- Amen = ASÍ sea, indicando que VA a ser… En UN futuro, todavía no es una realidad.

¿Que es una promesa?

Es un contrato típico, ya que se encuentra regulado por ley.

Es la confianza que se tiene en la palabra dicha, hasta verla hecha una realidad.

(2Cor: 1:19-20a) Porque Jesucristo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él; porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén.

(Heb: 6:13) Porque cuando Dios hizo la promesa, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo.

Promesa de un Pacto nuevo.

(Heb: 8:8-10) Porque reprendiéndolos dice:
He aquí vienen días, dice el Señor,
En que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un Nuevo pacto;
Después de aquellos días, dice el Señor:
Pondré mis leyes en la mente de ellos,
Y sobre su corazón las escribiré;
Medite en el Espíritu “Dios esta en todo pero todo no esta en Dios”
(Núm.: 23:19-20) Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Todo esta en como declaramos las cosas.

La palabra tiene poder... 
“Porque todas las promesas de Dios se hacen manifiestas por medio de nosotros, para la Gloria de Dios.”

Dios es Dios
De grandes y de pequeñas cosas
(Mar: 11:23) Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere… y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.
(Núm.: 24:1-9) Balaam“He aquí, he recibido orden de bendecir; El dio bendición, y no podré revocarla”
(Juan: 1:50) Natanael… Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees? Cosas mayores que estas verás.

(Juan: 5:19-20) Jesús… Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.

Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.

(2Cor: 1:20) Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la Gloria de Dios.

Declarar la bendición de Dios, sobre la congregación…

Porque pareció bien al Señor que HOY declarase su bendición a su Iglesia, a su Amada, A su Esposa. El Espíritu de Dios esta en mi.

Porque nuestros ojos han sido abiertos; Porque hoy hemos oído los dichos de su boca, Porque vemos al Omnipotente pero abiertos los ojos del entendimiento:
¡Cuán hermosos son tus hogares, mi bendición esta en Tus habitaciones, oh Israel!
Como arroyos está extendida, Como huertos junto al río, Como áloes plantados por el Señor, Como cedros junto a las aguas.

De sus manos destilarán aguas en abundancia, y su descendencia será en muchas aguas multiplicada.

Enaltecerás a tu rey más que a cualquier cosa sobre la tierra, su reino será engrandecido. Porque Yo, tu Dios te saque de esclavitud a la libertad; 
Tienen fuerzas como de búfalo. Devorarán a los que se crucen en el camino, como enemigos, los desmenuzarán y los traspasarán con sus saetas, con la espada que esta en su boca. Reposaran luego como el león… Y ¿quién los despertará? Benditos serán todos los que te bendijeren.

Porque Yo, el Señor tu Dios no soy hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que me arrepienta.

Recordemos esto…
El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Bendecidos con toda bendición.

2 comentarios:

Noemi dijo...

Bendiciones les visito nuevamente, excelente blog
www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

Paola dijo...

Muy interesante y medito en Su palabra y es bueno profundizar cada vez más con la compañía e sus comentarios de la Verdad

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!