-->

No que haya otro

¡No que haya otro!

(Gal: 1:6-7)


Introducción


Este llamado de atención lo hizo Pablo a los Galacianos después de haberles predicado el evangelio de la Gracia en uno de sus viajes misioneros, pero de regreso se encontró con la sorpresa de que estaban viviendo todo lo contrario a lo que les había compartido.

En este Pacto de Gracia... En esta dispensación o tiempo en el que nacimos, no hay más que un evangelio a seguir y es, el Evangelio de Jesucristo... La Gracia de Dios, según su voluntad (Efesios: 1:9)

Evangelio es… Buenas Nuevas


¿Porque se habla de dos evangelios?

En este mundo se predican dos evangelios (Gal: 2:7).

(Mat: 10: 5-8). El que le fue conferido o entregado al Apóstol Pedro, quien era la cabeza entre los discípulos de Jesús, este era exclusivo para los Judíos y se caracterizaba por las obras, cumpliendo tradiciones, penitencias, haciendo ritos, practicando ceremonias y una cantidad de sacrificios por los pecados que no eran mas que símbolos que no podían perfeccionar al hombre, entre ellos estaban el bautismo, la presentación de los niños en el templo, el ayuno, la vigilia, la cena, etc.


Al Apóstol Pablo le fue revelado, por el Señor Jesucristo "El evangelio de la Gracia" en el tercer cielo, es un evangelio de fe y no de obras o rudimentos como las llamo el Apóstol; Y que tenían que ser dejadas para poder seguir a la perfección del conocimiento de Cristo (Heb: 6:1-3).


El Evangelio de la Gracia en 14 Epístolas

(Desde Romanos a Hebreos)

Este evangelio revelado se encuentra escrito en catorce epístolas o cartas. Estas como en el evangelio de obras, fueron dadas solo para el pueblo gentil, o sea todos aquellos que no son nacidos en el pueblo judío. En este evangelio de verdad

“No se practica ninguno de los rudimentos anteriores"

Se vive por Fe, creyéndole a Dios.


(Gál: 1:7-9) No que haya otro, Sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo (Gal: 2:8).


Mas si aun nosotros, o un angel Del cielo, os anunciare “otro” evangelio diferente Del que os hemos anunciado, sea anatema.

Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.


Solo hay un Evangelio… La Gracia de Dios

Buena Nueva de salvacion… Poder de Dios al que Cree.

Pablo reprende a Pedro

“No andaba rectamente”

(Gál: 2:11-14) Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar.


Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión.

Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos.


Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?

La Gracia nos asegura

“Nuestra posición es Cristo”...


(Efe: 2:6-7) Y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesus, Para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad Para con nosotros en Cristo Jesus.


El verdadero evangelio de la Gracia por mucho tiempo estuvo oculto para el mundo cristiano, pero ahora esta siendo revelado a sus hijos por el Espíritu (Rom: 16:25) (Col: 1:26).


La Gracia de Dios

Sabiduría Oculta


(1Co 2:7, 10, 13,5-6,14) Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos Para nuestra Gloria. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, Sino con las que enseña el Espíritu acomodando lo espiritual a lo espiritual.


Para que vuestra Fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, Sino en el poder de Dios.


Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.


Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.


Dios es el que nos confirma

“Por su evangelio”.

(Rom: 16:25-26) Y al que puede confirmaros según mi evangelio y la predicación de Jesucristo, según la revelación del misterio que se ha mantenido oculto desde tiempos eternos, pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe (Romanos: 1:5).



Este es el conocimiento que Dios entrego a Pablo para ser revelado a sus apóstoles en este tiempo. (Efesios: 3:3-9) para que con Gracia, con ingenio pueda ser predicada por cada uno de los instrumentos que El quiera usar... (Efesios: 6:19)


No es para todos la Gracia

(Hech: 13:48) Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

(Col: 1:27) a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria,

Todo tiene un propósito en Dios

(En este Pacto de Gracia)


(Col: 2:2-3) Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.


Bendecidos con toda bendicion.

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Western Unión a nivel nacional, a nombre de William Daniel Muñoz Molano, con CC # 16680415, o en el Banco Colpatria a la cuenta de ahorros N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!