-->

El Vinculo Perfecto

El Vínculo Perfecto

(El Amor)


(Col: 3:14) Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.

En el cristianismo se entiende que el amor proviene de Dios.

Existen varias palabras griegas para el "amor" que se utilizan con frecuencia en ámbitos cristianos.

Ágape: Es caritativo, desinteresado, altruista e incondicional. (Dios)

Phileo: Es una respuesta humana a algo que se ha encontrado muy agradable emocionalmente. También es conocido como amor fraternal. (Amigos, Hermanos, Padres) … ¡Humanamente!

Eros: Es el llamado amor pasional, es el desborde de las emociones sin control espiritual (amor sexual).

El Apóstol Pablo glorificó el amor como la mayor de las virtudes.

(1 Cor: 13:4-7) El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

.

El Amor es de Dios…

¡Disfrútemolo, Vivamolo, Compartamolo!

(1 Juan: 4:7-8) «Amémonos los unos a los otros, ya que el amor es de Dios, y todo el que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios; quien no ama no ha conocido a Dios».

San Agustín dijo que uno debe ser capaz de descifrar la diferencia entre el amor y el deseo sexual. También dijo que el único que puede amar real y plenamente es Dios, porque el amor entre seres humanos permite la aparición de “defectos” como los celos, la desconfianza, el miedo, la ira, la disputa y cada una de las desviaciones sexuales que hoy y siempre se han presentado.

(Homosexualidad, Bisexualidad, Lesbianismo, Bestialismo y más).

Significado de “Vinculo”

Se deriva del latín "vinculum", y quiere decir… Atar duraderamente.

Significa unión o atadura de una persona o cosa con otra.

Se usa también para expresar:

Unir, juntar o sujetar con ligaduras o nudos.

El mejor ejemplo que podemos encontrar es…


Cristo y La Iglesia

(Efe: 5:24-32) Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

Así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella para santificarla, habiéndola purificado, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.


Así también maridos, amad a vuestras mujeres.

(Cant: 8:6-7) Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo;

Porque fuerte es como la muerte el amor;

Las muchas aguas no podrán apagar el amor,

Ni lo ahogarán los ríos.

Deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos.

(Porque nadie aborreció jamás a su propia carne)

Susténtala y Cuídala

El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.


Principio de separación

Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.

Para sustentarla y la cuidarla así como también, Cristo a la iglesia.

“Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.”

Estamos ligados, amarrados, fundidos al El.

(Efe: 5:32) Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.


Vínculo y Relación

El Vínculo, con características de ligadura inconsciente, Desde antes como ángeles, antes de tomar cuerpo en el plano celestial.

Y la Relación, como la multiplicidad de sus manifestaciones.

“Nunca estamos solos, de alguna u otra forma estamos vinculados a algo o a alguien para que por amor se manifiesten las relaciones que nos servirán como la experiencia viva, hasta que seamos transformados en su misma imagen por el Espíritu de Dios que habita en nosotros.”

(Ose: 11:4) Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor.


(Rom: 5:5) porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.


(2Tim: 1:7) Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.


(Rom: 12:9-10) El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.

Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.


La union perfecta para todo es el Amor

“De nada me sirve lo que haga,

Sino tengo amor”

(1Cor: 13:1-9, 13) Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser Como metal que resuena, o címbalo que retiñe.


Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la Fe.

Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve, Sino tengo amor, nada soy.

Preguntemonos… ¿Cual fue el Amor que nos fue imputado?

Amor Agape… “Por su Espiritu”

(Vinculo Perfecto)

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;

no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;

no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.

Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

El amor nunca deja de ser…

Y ahora permanecen la Fe, la Esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor.

(1Cor: 8:2) Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo.


(1Rey: 3:26) Entonces la mujer de quien era el hijo vivo, habló al rey (porque sus entrañas se le conmovieron por su hijo), y dijo: ¡Ah, señor mío! Dad a ésta el niño vivo, y no lo matéis.

Mas la otra dijo: Ni a mí ni a ti; partidlo.


De tal manera nos amo Dios…

(Job: 10:12) Vida y misericordia me concediste,

Y tu cuidado guardó mi espíritu.


(2Ped: 1:3-4) Todas las cosas nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento.


(1Cor: 6:17) Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.


(1Cor: 6:19-20) Recordemos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo y que hemos sido comprados por precio; POR AMOR Glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.


(Stgo: 4:5) ¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?


Meditemos:

(Éxo: 19:5) Al pueblo de Israel le fue dicho antes… “Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra.”


(Mal 3:17-18) La promesa de Dios para su Iglesia fue… “Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.

Entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve.


Bendecidos…

(Col: 3:3) Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios.

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!