-->

El Proposito del Misterio de Su Voluntad

Introducción:

(Ose: 4:6) "Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento".
Estas palabra fueron dichas por el Profeta Oseas al pueblo de Dios y siguen siendo vigentes en nuestros dias... (Ose: 4:1-2) Oíd palabra del Señor, hijos de Israel, porque el Señor contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra. Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden.

Tambien fueron dichas por medio de Salomon, Isaias y ahora en nuestros dias por su mismo Espiritu a nosotros, porque... (Heb: 8:11) Ninguno enseñará a su prójimo, Ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce al Señor; Porque todos me conocerán, desde el menor hasta el mayor de ellos.

(Prov: 7:24) Ahora pues, hijos, oídme, y estad atentos a las razones de mi boca.
(Isa: 28:23) Estad atentos, y oíd mi voz; atended, y oíd mi dicho.
(Isa: 51:4) Estad atentos a mí, pueblo mío, y oídme, nación mía;
(Sal: 94:8) Entended, necios del pueblo; y vosotros, fatuos, ¿cuándo seréis sabios? (Prov: 8:5) Entended, oh simples, discreción; y vosotros, necios, entrad en cordura.

(Isa: 42:18-20a) Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.
¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo del Señor, que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye? Su propósito, su voluntad tiene cumplimiento en nosotros por medio se su Palabra.

El unico fin o proposito por el cual el Señor nos dio a conocer su voluntad es...
Para alabar su Gracia... ¡Esto es una gloria, es una bendicion!
Nos escogió, Nos hizo aceptos, Nos bendijo, Nos predestino, Nos sobreabundo en sabiduría e inteligencia, Nos dio herencia, Nos sello con su Espíritu, Nos dio revelación

(Gál: 3:1-5) ¡Oh gálatas insensatos! ¿quién os fascinó para no obedecer a la verdad, a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe? ¿Tan necios sois? ¿Habiendo comenzado por el Espíritu, ahora vais a acabar por la carne?

¿Tantas cosas habéis padecido en vano? si es que realmente fue en vano. Aquel, pues, que os suministra el Espíritu, y hace maravillas entre vosotros, ¿lo hace por las obras de la ley, o por el oír con fe?

Conclusión:

(Col: 1:9-12) Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios; fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad; con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz...

(Mat: 5:13-16) Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos.

Que la Palabra corra y sea glorificada y que cumpla el propósito por la cual fuen enviada.

Bendecidos con toda bendicion.

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!