-->

Uno en Cristo

Uno en Cristo…

Introduccion:

Ciro Rey de Persia al pueblo de Israel después que salieron de la esclavitud en Babilonia (70 Años).

(Esd: 1:1-11) En el primer año de Ciro rey de Persia, para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías…

1 despertó Jehová el espíritu de Ciro rey de Persia, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito por todo su reino, diciendo:

2 Así ha dicho Ciro rey de Persia: Jehová el Dios de los cielos me ha dado todos los reinos de la tierra, y me ha mandado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá.

3 Quien haya entre vosotros de su pueblo, sea Dios con él, y suba a Jerusalén que está en Judá, y edifique la casa a Jehová Dios de Israel (él es el Dios), la cual está en Jerusalén.

4 Y a todo el que haya quedado, en cualquier lugar donde more, ayúdenle los hombres de su lugar con plata, oro, bienes y ganados, además de ofrendas voluntarias para la casa de Dios, la cual está en Jerusalén.

5 Entonces se levantaron los jefes de las casas paternas de Judá y de Benjamín, y los sacerdotes y levitas, todos aquellos cuyo espíritu despertó Dios para subir a edificar la casa de Jehová, la cual está en Jerusalén.

6 Y todos los que estaban en sus alrededores les ayudaron con plata y oro, con bienes y ganado, y con cosas preciosas, además de todo lo que se ofreció voluntariamente.


Palabra de Jehová por boca de Jeremías…

(Jer: 29:4-7) Así ha dicho Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, a todos los de la cautividad que hice transportar de Jerusalén a Babilonia:

5 Edificad casas, y habitadlas; y plantad huertos, y comed del fruto de ellos.

6 Casaos, y engendrad hijos e hijas; dad mujeres a vuestros hijos, y dad maridos a vuestras hijas, para que tengan hijos e hijas; y multiplicaos ahí, y no os disminuyáis.

7 Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz.


Oramos para que Dios por su Espíritu, de revelación a cada uno en particular… Para que…

(Esd: 2:64-65) Toda la congregación, unida como un solo hombre... Sirvamos a Dios de todo nuestro Corazon.

En el primer año

Para que se cumpla la palabra del Señor

El Señor despierte el espíritu de cada uno

Que le edifiquemos casa (Congregacion)


Meditar por el Espíritu.


Josué al pueblo de Israel después que salieron de la esclavitud

En Egipto (430 Años).


(Jos: 24:15) Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.


Dirección de Dios


Quien haya entre vosotros de su pueblo, sea Dios con él, y suban y edifiquen la casa del Señor (él es el Dios).

Todo el que haya quedado, ayúdenle los hombres de su lugar con plata, oro, bienes y ganados, además de ofrendas voluntarias para la casa de Dios.


Entonces se levantaron todos aquellos cuyo espíritu despertó Dios

para subir a edificar la casa del Señor… (Congregacion)


Los jefes de las casas paternas… (Hogares de bendicion)

Los sacerdotes… (Columnas del ministerio)

Y Los levitas… (Servicio)


Y todos los que estaban en sus alrededores les ayudaron con plata y oro, con bienes y ganado, y con cosas preciosas, además de todo lo que se ofreció voluntariamente.


Actitud de los ancianos de la congregacion

¡Como un solo hombre!

“Asistían para activar a los que hacían la obra en la casa de Dios”


(Esd: 3:9) Jesúa también, sus hijos y sus hermanos, Cadmiel y sus hijos, hijos de Judá, como un solo hombre asistían para activar a los que hacían la obra en la casa de Dios, junto con los hijos de Henadad, sus hijos y sus hermanos, levitas.


Conclusion:


Todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

No hay jerarquias


(Gál: 3:28) Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

(1Cor: 12:27) Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.


Edifiquemos el Ministerio con la pàz de Dios.

(Col: 3:15) Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.


“Edificando La Torre de Babel”

(Gén: 11:6) Y dijo el Señor: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.


Motivacion del Apostol Pablo a los Corintios:

Por la obediencia a sus palabras

En un solo espiritu


(1Cor: 11:2) Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué.

(1Cor: 6:17) Pero el que se une al Señor, un espíritu es con él.


¡Bendecidos con toda bendición!

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!