-->

La Manifestación del Espíritu

(1Cor:12:3-11)

3 Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús; y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.
4 Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.
5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo.

6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.
7 Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.
8 Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de
9 a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.
10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.
11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

¿Quien es el Espíritu?
(2Cor: 3:17) Porque el Señor es el Espíritu;
(Luc: 2:11) En la aparición de Los Ángeles a los pastores, les fue dicho...
Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es…

CRISTO el Señor.

(Fil: 2:9-11) Se le dio un nombre que es sobre todo nombre,
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;
11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para Gloria de Dios.

¿Donde habita el Espíritu?
Es imposible que el Espíritu Santo habite en los vasos de deshonra.
El Trigo siempre sera Trigo y la Cizaña siempre sera Cizaña (Mat: 13:24-30).
(Efe: 3:17) Para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones...
(Efe: 2:22) Vosotros también sois juntamente morada de Dios en el Espíritu.
(1Cor: 6:19) ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?
(Efe: 2:21) Como edificio de Dios, bien coordinados, vamos creciendo para ser un templo santo en el Señor;
Por el conocimiento.

Aquí hay sabiduría...
Esta claro para nosotros que somos Vasos de honra, que somos Trigo, que Cristo habita en nuestro Corazón  que somos Morada de Dios y que juntos somos Edificio y Templo de Dios y que no nos pertenecemos a nosotros mismos…
Ahora la palabra dice:
(1Cor: 12:3) Por tanto, os hago saber que nadie que hable por el Espíritu de Dios llama anatema a Jesús (Gal:5:17); y nadie puede llamar a Jesús Señor, sino por el Espíritu Santo.
El Espíritu es el mismo
El Señor es el mismo.
Dios, es el que hace todas las cosas en todos,

Es el mismo.
(Heb: 13:21b)  Es haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo;

Es el mismo.
Nos hace aptos en toda obra buena para que hagámos su voluntad,
Por el Espíritu.
Ahora bien...
(1Cor: 12:4 ) hay diversidad de dones
5 Y hay diversidad de ministerios.
6 Y hay diversidad de operaciones.

El propósito de Dios para nosotros es...
¡Que lo manifestemos!
(1Cor: 12:7) Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho.
8 Porque a éste es dada palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia
9 a otro, fe y a otro, dones de sanidades
10 A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas... Por el Espíritu.

Para que nadie se gloríe...
11 Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.
Recordemos... Es haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él.
(Efe: 4:13) hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

Conclusión

(Gál: 2:21)
No desechemos la gracia de Dios.
Dios mismo hace en nosotros todas las cosas.
El mismo es quien nos hace aptos y nos capacita.
Es el quien se manifiesta en nosotros como el quiere... (Apóstol, Profeta, Pastor, Evangelista o Maestro).
No nos gloriemos en NADA que el que hace todas las cosas, ES EL MISMO y no nosotros.
Lo único que nos fue dado es… LA MANIFESTACIÓN.
Manifestémoslo a El, Reflejémoslo a El, en todas las cosas.
(Col: 3:23-24) Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.


Bendecidos con toda bendición

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!