-->

“Creados, Formados y Hechos”


(Isa: 43:7) “Todos los llamados de mi nombre;
Para gloria mía los he creado, los formé y los hice.”

(Efe: 4: 13) Hasta que todos lleguemos…
A la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

(1Tes: 4:7) Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.

Introducción:

El Espíritu es Creado; El Cuerpo es Formado.
El Espíritu es La Imagen; El Cuerpo es la Semejanza

Desde el principio de los tiempos tal y como lo conocemos en la Biblia, después de que Dios dio su palabra…
“Las cosas fueran hechas”
Está escrito en el Libro de Genesis.

(Gén: 1:27) Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Sal: 33:6) (Heb: ¡:7).

Siempre hemos escuchado que lo que Dios creó en el cielo fueron Ángeles y eso no lo podemos negar; pero también hemos escuchado que los Ángeles son “Asexuales” preguntemos entonces…

¿Si la creación es espiritual y se manifiesta naturalmente porque no leemos con los ojos espirituales, que Dios creó al hombre a Su Imagen… Varón y hembra los creó?
Dios nos guie en esta verdad por su Espíritu.


La Creación del hombre como imagen es Celestial
“Lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”
H6754, צלם
Tselem= tseh'-le

Imagen (del
latín imago. Singular "imagen ") es una representación que manifiesta la apariencia de un objeto real. El concepto mayoritario al respecto corresponde a la de la apariencia visual, por lo que el término suele entenderse como sinónimo de representación visual, reflejo o proyección.

(Heb: 11:3) Por la fe entendemos… Haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.

(1Cor: 15:48) Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.

(Efe: 2:10) Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.


“La Forma o Semejanza del hombre tiene lugar en la tierra”
H1823, דּמוּת
demûth= dem-ooth'

Semejanza. f. Conjunto de características que hace que dos o más cosas o personas sean parecidas. Parecido. Semejantes... A la vista.

(Gén: 2:7) Entonces el Señor Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Hemos sido puestos por Dios en este mundo para su gloria y cualquiera sea la situación de vida por la que pasemos, nunca estamos solos; Como estuvo con sus hijos antes de la cruz, lo está también después de la cruz, El siempre está en nosotros y con nosotros…

Reflexionemos:
Mientras permanezcamos en el cuerpo…
Siempre estaremos en formación.

En cada uno de los suyos hay una medida especial (Espiritual) que debe salir a flote; y las circunstancias adversas harán una muy buena parte para que ella se manifieste (Rom: 8:28-29).

Ej. Abraham no obedeció completamente al llamado de Dios (Gen: 12:1) negó a su mujer y la hizo pasar por su hermana (Gen: 12:18-19)
Moisés mato al egipcio que golpeaba uno de los hebreos (Exo: 12: 11-12)
Y así podríamos decir de muchos como Sansón, Pedro, Pablo etc.

El Profeta Isaías hace esta referencia con Jacob el hijo de Isaac; quien después de haber recibido una formación especial como “engañador, suplantador etc.” manifestó su medida en el tiempo de Dios y le fue cambiado su nombre por Israel, este vendría a ser el padre de las 12 tribus quienes conformaron el Pueblo de Israel.

Dios siempre está a nuestro favor…
(Isa: 43:1-9) Ahora, así dice el Señor, Creador tuyo, y Formador tuyo…
No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.

2 Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.
3 Porque yo el Señor, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador;
4 Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.
5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.
6 Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,
7 todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.
8 Sacad al pueblo ciego que tiene ojos, y a los sordos que tienen oídos.
9 Congréguense a una todas las naciones, y júntense todos los pueblos.


El nos creo en el cielo y nos formo en el vientre…

(Sal: 139:15-16) No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
16 Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellas.

(Job: 10:8-10) Tus manos me hicieron y me formaron;
¿Y luego te vuelves y me deshaces?
9 Acuérdate que como a barro me diste forma;
¿Y en polvo me has de volver?
10 ¿No me vaciaste como leche,
Y como queso me cuajaste?
11 Me vestiste de piel y carne,
Y me tejiste con huesos y nervios.
12 Vida y misericordia me concediste,
Y tu cuidado guardó mi espíritu.

Y nos está haciendo…

Todos los días hasta que alcancemos esa medida de Fe que está en nosotros por su Espíritu, somos “Santos en perfección”

(2Tim: 1:7) Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Tenemos su Espíritu
Tenemos su Mente
Tenemos su Palabra


(Isa: 43:7) “Todos los llamados de mi nombre;
Para gloria mía los he creado, los formé y los hice.”

(Efe: 4: 13) Hasta que todos lleguemos…
A la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

(Isa: 43: 8) Sacad al pueblo ciego que tiene ojos, y a los sordos que tienen oídos.
(Mat: 13:16-17) Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen.
17 Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron.
(1Tes: 4:7) Pues no nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación.

Este debe ser siempre nuestro estilo de Vida en Cristo




Somos la bendición de Dios

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!