-->

Bienvenidos

¡A través nuestro!


Empecemos nuestro compartir acerca de esta palabra teniendo en claro primero que todo lo siguiente… ¿Qué entendemos nosotros cuando leemos o escuchamos esta palabra, a través...? ¿De qué o de quién estamos hablando? ¿Por qué y para qué debemos entenderla?


1)     ¿Qué quiere decir, a través?

Quiere decir: “Que algo pasa de un lado a otro”. Otra definición podría ser, “Que toma otro camino transversal para llegar a su destino.” Ejemplo:

Hablando naturalmente podríamos decir, así: 

·  “La percepción se obtiene, a través de… los sentidos.” 
·  “Le envió un mensaje, a través del… correo electrónico.” 
·  “Avanzó a pasos agigantados, a través de… la multitud.” 

Y hablando espiritualmente podríamos decir: 

· “Dios es el que obra siempre a través de… “cada uno de nosotros”, en toda circunstancia, palabra, experiencia, etc; para manifestar Su bendición. 

Ej: “Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. (Mat: 25:37-40), pues Dios es el que se manifiesta en todo y en todos. 

2)  ¿De quién estamos hablando cuando leemos o escuchamos la palabra, a través? La respuesta es, de Dios mismo.

Es Él mismo el que ha venido obrando desde siempre… Así fue antes de la cruz y así mismo es ahora. Ejemplo: 

· A través de Abraham fue dada la promesa a su pueblo de ser bendición a todas las naciones de la tierra. 
· A través de José, suplió a una descendencia, y a un pueblo cuando pasaron por necesidad. 
·  A través de Moisés fue liberado el pueblo de Israel de Egipto. 
·  A través de David se pudo conocer que a Dios se le puede servir con corazón sincero, aún por encima de todos los errores. 
· A través de Jesús se pudo cumplir la palabra de redención, justificación, sanidad, libertad y salvación, etc. establecidas desde el principio de los tiempos para todos aquellos que vivieron antes de la cruz. 
· A través del apóstol Pablo fueron dados a conocer todos los misterios que desde siempre estuvieron escondidos en Cristo, la gracia de Dios y Su multiforme sabiduría. 

·  Y HOY es a Él a quien debemos ver actuando a través de… todo y en todos, y no a nosotros; para que nadie se gloríe.

Y para que podamos entender más claramente esta verdad, de que es Dios mismo el que sigue obrando a través de… como lo ha hecho desde siempre para manifestar Su bendición, el apóstol Pablo escribió así: “Porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, POR MEDIO DE… nosotros para la gloria de Dios.” (2Cor: 1:20).

Y aquí en este punto si vale la pena que tengamos claro que en este tiempo, Dios no hace, ni está haciendo promesas… Y las promesas que fueron hechas antes de la cruz, YA fueron todas cumplidas. Hoy NO tenemos de Dios promesas, sino DERECHOS. 

Ahora la pregunta es… Si hoy tenemos derechos, no tendremos también obligaciones? Y para esto la respuesta está en el Espíritu, porque es por demás que entendamos, que si yo tengo derechos, mi hermano también los tiene. Es cuestión de conciencia y no de obligación… a lo que podríamos añadir otra pregunta: Si en verdad entendemos y nos gozamos viviendo al Dios que ES a través nuestro y ES Él el que está obrando, ¿Dios tiene derechos y obligaciones? ¡NO… Dios ES!

Lo que quiere decir entonces es que toda respuesta que recibamos o se manifieste en nuestra vida, Dios SIEMPRE la hará una realidad a través de… y por medio de nosotros mismos. No hay otro método porque nosotros somos Su imagen, Su reflejo, Su plenitud, Su esencia y Su misma vida en este mundo. Y es a Él a quién debemos ver obrando en todo momento. Él no tiene más manos, pies, ojos, cabeza y cuerpo, que los tuyos y los míos.

Tal y como lo leíamos en el ejemplo anterior, que dice: “Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, A MÍ LO HICISTEIS. (Mat: 25:37-40), pues Dios mismo es el que se manifiesta en todo y en todos. Él mismo es el que dá y es Él mismo el que se muestra en necesidad para poder recibir y devolver multiplicado.

Como dice la canción “AYER TE VÍ” de Jesús Adrian Romero.

Ayer te vi… Fue más claro que la luna, y en mí no quedaron dudas. Fue una clara aparición, me ha saltado el corazón cuando te vi. Ayer te vi… después de buscarte tanto, antes de salir el sol, y pedirte que me dejes ver tu rostro en oracion… ¡Ayer te vi!

Resultado de imagen para Imagen niño en la calle
Te vi en un niño de la calle, sin un lugar para dormir. Te vi en sus manos extendidas, pidiendo pan para vivir. Te vi en sus ojos suplicantes, y en su sonrisa titubeante, ¡Ayer te vi!

Te vi en un cuarto de hospital, en soledad te vi llorar. Te vi en el rostro tribulado, de un enfermo desahuciado, sin esperanza de vivir, cansado de tanto sufrir. 

¡Ayer te vi!

Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=cD6I-VUBvhw

Recordemos siempre que es “No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; no es mirando a la persona por la cual el Señor se está manifestando para nuestra bendición; sino que debemos ir más allá de lo natural y verlo a Él obrando. Es viendo al eterno, y no al temporal. (2Cor: 4:18). Así no nos parezca y nos suene a locura todo esto que estamos leyendo, tenemos que ir más allá de lo que conocemos… pues nuestra mente SIEMPRE pondrá tropiezo.

Ver a Dios obrando a través de… no fue una verdad fácil de recibir para los discípulos de Jesús, ni del apóstol Pablo en su tiempo, como tampoco lo es ahora. Pues si algo debe quedar bien claro para nosotros, es que el que obró a través de… Jesús, fue Dios mismo. Él no era otro más de la llamada familia celestial, “Padre, hijo y Espíritu Santo”, no.

3)     ¿Por qué debemos entender esta palabra, a través?

Porque… Dios ES Dios, y siempre ha sido UNO solo el que ha obrado para bendición del hombre… Él mismo, por Su Espíritu Santo fue quien tomó un cuerpo especial en ese tiempo, para cumplir Su palabra y la cumplió. 

Fue Dios mismo quien se vistió de carne y vino al mundo “Como hijo”, pero no era hijo; así se haya mostrado de esa manera en ese tiempo, fue El Señor – El Espíritu Santo - Cristo – El amor - Dios por sobre de todas las cosas quien estuvo con ellos… y así se manifiesto. (Rom: 9:5b). 

a)  Como fue escrito por Juan, quien dijo: “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan dio testimonio de él, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, es antes de mí; porque era primero que yo. Porque de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia” (Juan: 1:14-16). 

b) Fue Dios mismo quien estuvo CON ellos, con los discípulos antes de la cruz, cumpliendo todo lo que para ese tiempo era ley, costumbre y tradición. Así quedó registrado en el libro histórico de Juan… “Después de esto, vino Jesús con sus discípulos a la tierra de Judea, y estuvo allí CON ellos, y bautizaba.” (Juan: 3:22). 

Y después fue Jesús mismo quien les dijo que ya no estaría más con ellos, sino que vendría de nuevo pero para estar EN ellos, y así lo cumplió, vino a morar en ellos, pero por Su espíritu, diciendo: “El Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará EN vosotros. No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros (Juan: 14:17-18). Y sé, que como Uds pueden entender, el único que puede dejar huérfanos es “El Padre” y no el llamado hijo. Lo que demuestra una vez más, que el que estuvo CON ellos fue Dios mismo, el Padre eterno (Isa: 9:6). 

c) Y de igual manera como lo prometió, que estaría EN ellos, lo cumplió también, en ese día especial donde se les había dicho a los discípulos que no salieran de Jerusalén, hasta que fueran investidos de poder desde lo alto (Luc: 24: 49). Como fue escrito: 

Resultado de imagen para Imagen pentecostesY sucedió: “Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” (Hech: 2: 1-4). 

d) También el apóstol Pablo le aclaró a sus discípulos esta verdad respecto del Dios que YA era EN ellos, y les dijo: “Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con UN solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo. Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis (2Cor: 11:2-4).

¿A que otro Jesús se refería Pablo? … 

Se refería, al Jesús de Nazaret, al carpintero, al siervo de la ley, al hijo de José y María, al que murió en la cruz… El apóstol Pablo NUNCA predicó a otro Jesús que no fuera el “Resucitado – El Cristo –El soberano - El Creador de todas las cosas - El Señor – El que lo tumbó del caballo o de su manera de pensar, conforme a la ley de Moisés.” (Hech: 9:3-6).
Pero… ¿Cómo sucede esto de poder entender que es Dios mismo obrando a través de…? o ¿Desde qué momento se puede dar por hecho? o ¿Porque debemos entender esto así, y aceptarlo?  Y… ¿Para qué es que debe ser así?  Y la respuesta la encontramos en la última parte del verso que acabamos de leer de (2Cor: 1:20), donde dice que es… 

4)   ¡Para la Gloria de Dios!!!

Porque nada podemos contra la verdad, sino por la verdad. (2Cor: 13:8).

De ahí que muchos debemos ser alumbrados por Dios para entender, que solo renovando nuestro entendimiento podremos comprobar ésta su buena voluntad, agradable y perfecta, de poder verle a Él obrando, o haciendo a través nuestro y de nuestro hermano…” 

Tal y como lo leímos antes: Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mat: 25: 37-40).

Santos y Eternos… Es Dios quien obra y no el hombre. ¡Es haciendo Él y no nosotros! Lo que a Él le es agradable. (Heb: 13:21).

En conclusión:

Todo esto fue dado en Dios así, para que ninguno tenga más alto, ni más bajo concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida del CREER que Dios repartió a cada uno. Y nuestra medida es Él – Cristo - Dios. Y es Él, el que se manifiesta siempre en todas las cosas…

Sant@s, es Él a través de… el que hace todo… (Rom: 8: 28).

Como fue escrito: Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros (Rom: 12: 2-5). “Porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.” (Efe: 5:30).

Por eso el apóstol Pablo pudo expresar por el Espíritu estas palabras, diciendo:

Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios! ¡Cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén (Rom: 11:33-36). Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos (Hech: 17:28).

¡YO SOY – TU ERES – TODOS SOMOS, PUES ES ÉL MISMO, A TRAVÉS… NUESTRO EL QUE VIVE!


Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!