-->

Enemigos de la Cruz

Objetivo:

Que aprendamos guiados por el Señor, a darle valor a lo que sucedió en la cruz, a lo que se dijo en la cruz, lo que se hizo en la cruz y lo que se gano en la cruz…Pero no a darle culto, al objeto como tal.

La cruz ha sido convertida por muchos en un objeto de adoración, culto y hasta amuleto, es puesta en templos religiosos, sepulcros y en el cuello como insignia de protección o identificación de que se es un religioso.

En la cruz, se manifestó el Amor de Dios por nosotros sus hijos. (Tito: 3:4). Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, nos salvó,

En la cruz, jesus entrego su vida en sustitución por los suyos, sus ovejas. (Gal: 2:20) el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

En la cruz, se dio la redención para muchos… Por Amor!!! (Heb: 9:12) entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.

La cruz era un símbolo de muerte, ese era el lugar donde los malhechores eran sentenciados a pagar con su vida, como lo es hoy la silla eléctrica, la cámara de gas etc.

El cristianismo ha tomado la cruz, perdiendo de vista lo que sucedió en ella…

Cuando desconocemos lo que paso allí, llegaremos a ser solo adoradores del madero convirtiéndonos en enemigos de La Cruz de Cristo. (Sacrificio).

Un enemigo de la cruz es aquel que niega con sus hechos lo que Cristo hizo por sus hijos, es aquel que vive en contravía a sus propósitos, es el que Apostata de la Fe, es el que cree más en sus razonamientos y lógicas que en lo que Cristo nos dio por su Gracia. Fue una sola palabra la que trastorno el entendimiento de los sabios, no fueron las siete palabras que todo religioso cree.

(1Cor:1:18-19) Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios. Pues está escrito: Destruiré la sabiduría de los sabios, Y desecharé el entendimiento de los entendidos.

Medita…Y que Dios les de entendimiento en todo…

(Efe: 5:14-18) Despiértate, tú que duermes, Y levántate de los muertos, Y te alumbrará Cristo. Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos. Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

Consumado es… Todo está hecho!!!

Jesus exclamo esta palabra en la cruz, pero ni la gente en su tiempo, ni el mundo cristiano moderno han creído ni una sola letra, pues se sigue viviendo en esclavitud, en enfermedad, en ley, en pobreza, con temor de perder la salvación, en miseria y pobreza, con temor del diablo y los demonios, teniendo en poco esta palabra. Es el poder de Dios a nuestro favor.

1. En la cruz Cristo pago el precio que se demandaba por el pecado al echar sobre si el pecado de sus hijos. (1Ped:2:24) La mejor forma en que podemos entender que no tenemos pecado es que Cristo vive, habita en nuestro corazón, si esto no es así… No eres hijo de Dios y serias entonces hijo del diablo, pero el Espíritu nos da testimonio de que somos hijos de Dios.

2. En la cruz Cristo nos salvo para siempre. (Heb:5:9) (Isa: 51:6c) nada nos puede hacer perder. Para que un hijo de Dios se pueda perder tendría que perderse Cristo y eso es IMPOSIBLE.

3. En la cruz Cristo nos lavo, nos santifico y nos justifico para siempre. (1Cor:6:11) (Rom: 5:1) (Rom: 5:19) (Efe: 2:7-8) Por su sangre derramada nos limpio, nos separo para El imputándonos su justicia.

4. En la cruz Cristo nos perfecciono. (Heb:10:14) A sus ojos estamos perfectos, por lo que hizo en esa cruz a nuestro favor.

5. En la cruz Cristo le puso fin a la ley de Moisés. (Rom:7:6) (Rom: 10:4) Esta ley era para las ovejas perdidas de la casa de Israel y no para el pueblo gentil. Para nosotros dio una ley superior, la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesus.

6. En la cruz Cristo llevo las enfermedades y las dolencias. (Jer: 33:6) (1Ped:2:25) (Mat: 8:17) Antes de la cruz era una promesa de Dios declarada por el profeta, después de la cruz es una verdad para todo aquel que cree. Estamos Sanos en Cristo!!!

7. En la cruz Cristo nos hizo ricos llevándose la pobreza. (2Cor:8:9) Es voluntad de Dios que disfrutemos de esta verdad, porque todo lo podemos en Cristo, somos hijos de Rey y como tal debemos vivir.

8. En la cruz Cristo nos dio vida eterna. (Juan:10:28) (1Juan:5:11) La misma palabra lo dice nos dio vida eterna esto es por siempre.

9. En la cruz Cristo somos nuevas creaturas. Somos el nuevo hombre creado según Dios en la justicia y la santidad de la verdad.

10. En la cruz Cristo destruyo al diablo. (Heb: 2:14) Destruir es acabar, desintegrar. No existe el diablo para los hijos de Dios. Si Cristo no lo hubiera destruido seria un Dios fracasado y mucho menos nosotros lograríamos hacerlo, solo con decir “fuera, fuera.” Recuérdalo siempre tenemos un Dios Todopoderoso.

11. En la cruz Cristo venció los demonios. (Col: 2:15) Fueron encerrados en prisiones de oscuridad hasta el tiempo del fin. Los aires están limpios!!!

12. En la cruz Cristo nos dejo completos. (Col: 2:10) Nada nos falta.

13. En la cruz Cristo nos hizo libres. (Juan:8:36) (Gal: 5:1) Esta verdad es para vivirla, disfrutarla, deleitarnos en ella. No es libertinaje…

Todo esto y mucho más es lo que no pueden aceptar los enemigos de la cruz.

(Hechos: 20:32) Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.

(1Cor:2:9-10) Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu;

Oración:

Recibo en Cristo, que has sido enseñado por su Espíritu en esta sabiduría reservada para los que le aman.

Bendecidos por siempre!!!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Bendito sea Dios! Los "enemigos de la cruz de Cristo" fueron los judios (primariamente) y los Romanos (secundariamente)...¡nada tiene eso que ver con nosotros hoy dia! La "cruz de Cristo" no era un referencia al madero, como tal, sino a su sacrificio, a la obra realizada por el Ungido o Mesias sobre el madero. El gran "satan" o satanos (adversario) fue el judaismo opositor, el cual, estaba colmando "la medida de sus padres, los perseguidores y matadores de los profetas y santos del antiguo pacto). Nosotros, hoy en dia,estamos mas alla de todo aquellos procesos biblicos, estamos en la plenitud de Dios, quien es TODO en TODOS.
¡Esa es mi humide y respetuosa opinion!

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!