-->

Introduccion a la Gracia


“INTRODUCCIÓN A LA GRACIA”

Bendecid@s, doy gracias a Dios por esta oportunidad de ser un canal mas para compartir El verdadero evangelio de Jesucristo

“La Gracia de Dios”

El Ministerio de Gracia y Revelación, antes de ser un nombre para la congregación, es la bendición que Dios ha manifestando y hecho realidad para que su Palabra sea comunicada en este tiempo, a un pueblo especial escogido desde antes de la fundación del mundo.

Revelación


1.- Conforme esta escrito en la Palabra (Rom: 1:5) Para la obediencia a la fe (Cristo) en todas las naciones (Gracia y apostolado) guiados por su Espíritu como el Nuevo Hombre creado según Dios en Justicia y Santidad.

(1Cor: 15:48ª) Como celestiales que somos, creados en Cristo.

2.- La Gracia… como el evangelio que estuvo oculto desde los tiempos y las edades, una sabiduría en misterio la cual fue predestinada desde antes para nuestra gloria (1 Cor: 2:7) y con un conocimiento que trae paz a nuestra vida entiendo por el Espíritu que vinimos Salvos, permanecemos Salvos y partiremos Salvos por su obra en la cruz y no por nuestras obras (Tito: 3:4-5).

Todo esto como un don de Dios… Para que nadie se gloríe (Efesios: 2:7,8) Solo para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús.

3.- Ahora podemos disfrutar, como lo que somos hechura suya, creados en Justicia y Santidad. (Rom: 5:1) Claro esta, esto también os lo Revela solo el Señor, para poder compartir esta bendición de Gracia y Revelación a nuestros hermanos en Cristo.

(2 Cor: 5:17). Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación.

Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios.

Como Pablo decía… (1Co 2:5) Para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

El evangelio de la Revelaciónfue entregado al Apóstol Pablo por el mismoCristo (Gálatas: 1:11-12). Mas os hago saber, hermanos, queel evangelio anunciado por mí, no es según hombre; 12pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.

No como el evangelio que se predica en muchas congregaciones pues todavía sostienen las enseñanzas de la ley de Moisés con todos sus mandamientos, ordenanzas, costumbre y tradiciones judías las cuales el Señor cuando fue a la cruz, las dio por terminadas. “Solo a los que creen.”

(Rom: 10:4). Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. (Col: 2: 14).

(Fil: 3:15) “Esto también os lo Revelara el Señor”



No practicamos ninguno de esos ritos porque son de la ley y fueron dados para el pueblo Judío, y el evangelio de la Gracia de Dios no es la continuación del judaísmo.


El Nuevo pacto de Gracia nos fue dado después de la cruz y predicado por el Apóstol Pablo a los gentiles, esta establecido sobre mejores promesas porque (Heb.8:6-10), El Antiguo Pacto tenía defectos, y No perfeccionaba a nadie. Lo único que produce en la vida del hijo de Dios es… Culpabilidad, Temor, Esclavitud, Etc.

Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, (La Gracia no La Ley de Moisés). Al decir: Nuevo pacto, ha dado por viejo al primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer.
Los símbolos que se hacían, y se hacen, los sacrificios NO pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto, ya que consiste sólo de comidas y bebidas (Santa Cena), de diversas abluciones (Bautismos), y ordenanzas acerca de la carne, (Tenían un tiempo para practicarlos)
impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas.(En la cruz llegaron a su fin).

Cristo fue quien vino a reformar todas las cosas, cambio el pacto, cambio la ley, cambio la forma religiosa, y estableció lo nuevo en él, donde se vive por fe y Gracia, no por lo que uno haga o deje de hacer.


Predicamos y Vivimos conforme Dios lo estableció después de la cruz… Sin rudimentos de ninguna clase y disfrutando de todo el bien de Dios en este Nuevo Pacto de Gracia, donde vivimos como lo que somos “Bendecidos, Mas que vencedores en Cristo y lo mejor, con una conciencia limpia de pecado”

En el Pacto Antiguo se vivía en maldición, condenación, culpabilidad y muerte. Así hubiera sido con gloria.
(2Cor:3:7-16).

En ese pacto el modelo a imitar es Jesús de Nazaret o como dice Pablo… Cristo en los días de su carne viviendo como lo que era (judío), obedeciendo la ley de Moisés y cumpliendo con las costumbres judías, pero… En este Pacto de Gracia se vive y se predica a Cristo el Señor ya resucitado y no al siervo.

(2 Cor: 5:16).

Si nos vemos en Jesús… Acabaremos cumpliendo con preceptos, mandamientos, ordenanzas, tradiciones judías, en pecado, en temor, en enfermedad, miseria, esclavos, poseídos por demonios y con el diablo alrededor como león rugiente… Cosas que eran ciertas para todos aquellos que vivieron “Antes” de la cruz, pero todas las cosas cambiaron a partir de su muerte y resurrección.

Cuando dijo… “Consumado es”

Todo fue hecho para nuestra bendición, ahora podemos vivir en la LIBERTAD con la que Cristo nos hizo libres.

Somos salvos. (Tito: 3:4,5). Somos Justos. (Rom: 5:1) Somos libres. (Gal: 5:1) Somos perfectos (Heb: 10:14) Estamos completos en El (Col: 2: 10) Libres de demonios (Col: 2:15) En la cruz Cristo terminó con el diablo. (Heb: 2:14). Nos dio vida (Col: 2:13ª) Perdono todos los pecados (Col: 2:13b) Somos templos del Espíritu Santo (1 Cor: 3:16)Somos uno con El (1 Cor: 6:17) Somos libres de toda potestad de tinieblas. (Col: 1:13) Quito la Ley (Rom: 10:4) Nos declaro muertos a esa Ley (Rom: 7:4) Somos su Esposa Amada limpia, pura, sin mancha, sin arruga y sin cosa semejante (Efe: 5:25-27). Ya el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

(Rom: 6:14).
Todo esto hizo el Señor para que lo vivamos y no estemos como muchos negando la fe (Anatema), cumpliendo por miedo unas normas humanas que no nos dejan deleitarnos en el reposo de Dios.

(Heb: 4:1-11) Temamos, pues, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. Porque también a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.
Por lo tanto, puesto que falta que algunos entren en él, y aquellos a quienes primero se les anunció la buena nueva no entraron por causa de desobediencia.
Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

(Col: 2:18-23) Nadie os prive de vuestro premio,afectando humildad y culto a los ángeles, entremetiéndose en lo que no ha visto, vanamente hinchado por su propia mente carnal,

y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.

Pues si habéis muerto con Cristo en cuanto a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieseis en el mundo, os sometéis a preceptos

tales como: No manejes, ni gustes, ni aun toques

(en conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que todas se destruyen con el uso?

Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen valor alguno contra los apetitos de la carne.

Somos la bendicion de Dios

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!