-->

Libre Albedrio

Durante muchos años se ha venido guiando al cristiano con la doctrina del libre albedrío  dándole al hombre y no a Dios el derecho de definir no solamente el destino sino también la salvación de su mayor creación, el hombre.
(Mat: 15:14) Son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.

Estos versos de la palabra están como ejemplo y han servido para extraviar la mente del cristiano llevándole a pensar que esta en sus manos el elegir…

(Apoc: 3: 20) He aquí yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre entrare... Esta palabra menciona la “puerta” solo como un ejemplo para que el hijo de Dios entienda que es Dios mismo quien esta delante de el en todas las cosa y antes de razonar o cuestionar su palabra debe rendir concientemente su voluntad, pero nada tiene que ver con aceptar o rechazar la salvación eterna, pues el hombre después de la cruz, no había nacido y Dios ya le había dado salvación (Tito: 3:4-5) eso es soberanía de Dios no libre albedrío.


(Deut: 30:19-20) A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;

Este es un ejemplo claro de lo que es atender, obedecer y participar de la gloria de ser dirigido por Dios mismo como hijos amados que somos.
Amando a Jehová tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndole a él; porque él es vida para ti, y prolongación de tus días; Es mejor ser participante de las decisiones tomadas por El mismo.

Como todas las doctrinas de Gracia cuando comienzan a ser aclaradas por su Espíritu, empieza en nuestra vida un conflicto… Nuestra manera de pensar por todas las cosas que hemos mal aprendido y la Palabra revelada a nuestro espíritu.

La Gracia, el evangelio revelado nunca deja dudas… Pero si nos cuestiona para que ejercitemos nuestros sentidos espirituales, es por eso que debemos entender que todo lo hace Dios mismo por su Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
(Prov.: 16:9) El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.
(Prov.: 23:19) Oye, hijo mío, y sé sabio, Y endereza tu corazón al camino.
(1Cor: 2:13) lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana,sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Según las enseñanzas dadas en las congregaciones, el hombre es quien decide si se salva o se pierde, si acepta a Dios o lo rechaza cuando es Dios el que soberanamente había hecho ya esa elección a nuestro favor como el Padre amoroso que es, nos escogió en Amor.
(Jer: 1:5) Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué.
(Efe: 1:4-6) según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.
(Juan.15:16) No me elegisteis vosotros a mí, antes yo os elegí a vosotros.



(Rom: 9:14-16). No depende del que quiere ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia.

La palabra dicha por los profetas debía ser cumplida, el hombre no podía hacerlo pues su espíritu antes de Cristo estaba muerto por el pecado (Los muertos no tiene voluntad, no pueden decidir) no había camino para llegar a Dios, el hombre no lo podía buscar…
(Ezeq: 34:16). Yo buscaré a la perdida y haré volver al redil a la descarriada.

(1Cor:2:14) El hombre natural no percibe las cosas de Dios, porque para el son locura… Nosotros somos espirituales, su Espíritu esta en sus hijos.



(Fil: 1:6) El que comenzó en vosotros la obra la perfeccionará.
El comenzó su obra desde antes que el mundo fuese, El hizo la elección y cada situación que vivamos, es el peldaño que nos llevara a ser perfeccionados en El.

(Rom: 9: 22-23) Nos escogió desde antes para ser vasos de honra, de misericordia para manifestar en sus hijos las riquezas de su gloria.

El libre albedrío es una apostasía, es una afrenta al Espíritu de Dios.

(Stgo: 1: 18) El de su voluntad nos hizo nacer por la palabra de verdad.
Este es otro mas de los misterios escondidos en Dios que solo serian revelados a los hijos en los últimos tiempos… Porque solo los entendidos, entenderán.
(Dan: 12:9-10) Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin. Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.
(Luc: 10:21) Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños. Sí, Padre,porque así te agradó.


Bendecid@s...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

hola hermano entiendo perfectamente que la salvacion es para los predestinado bendecidos hijos de Dios que somos nosotros, ahora cuando uno viene a Cristo y se aparta del camino muchos dicen que eso es "libre albeldrio" dan a entender que Dios le dio "libre albeldrio" despues de la salvacion, ahora mi hermano como que es lo que debo responder a eso?? paz del Cristo

jabonilandia dijo...

Hermano El Señor les bendiga,estoy de acuerdo con la palabra,el apostol pablo asegura que el libre albeldrio no existe,ó eres esclavo del pecado,o eres esclavo de cristo de manera que de las dos formas eres esclavo.y un esclavo no puede elegir,y cristo nos hizo libre del pecado porque le plació en su infinita misericordia darnos vida.

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Western Unión a nivel nacional, a nombre de William Daniel Muñoz Molano, con CC # 16680415, o en el Banco Colpatria a la cuenta de ahorros N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!