-->

Libres de la Potestad del Diablo

(COL: 1: 13). El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo.

Vivir esta verdad de Dios ha sido difícil para los hijos, pues por el desconocimiento de los tiempos y las sazones, los ángeles predestinados para salvación y manifestación de las riquezas de su gloria han sido extraviados en su manera de pensar, al punto en el que NO se reconoce y se desconoce lo que sucedió en la cruz. (Oseas: 4:6).
Por esta causa el cristiano siempre se ve en derrota frente al diablo, los demonios y el mal que esta en su carne mortal…
Hoy por el Espíritu de Dios entenderá la tremenda bendición que se ha desperdiciado por ese desconocimiento (Juan: 16:13ª), y no es otra cosa que la “Libertad” que tenemos del poder del enemigo, no importa el nombre que se le quiera dar; diablo, demonio o carne natural.
Esta doctrina de diablo y demonios en las congregaciones cristianas esta mas enfocada, parece a rendirle culto al diablo y a crear en los hijos de Dios un temor o miedo, una religiosidad al punto en el que dan mas crédito a lo que se ve, que a lo que Cristo dijo e hizo en la cruz.
Entendamos los tiempos…

Antes de la cruz o antes de Cristo.

El diablo reinaba en la tierra, a él le habían sido entregados los reinos de este mundo y tentaba a todos los hijos de Dios, lo hizo aun con Jesús mismo cuando comenzó su ministerio terrenal. (Luc: 4:4-8).


(Job: 1: 6-12) El diablo era el acusador de los hermanos delante del Señor.
(Mat: 8:28-29) Los demonios sabían el tiempo en el que dejarían de ser.

(Efe: 2: 2) Pablo aclara esta verdad, a los efesios que venían desde antes de la cruz… Seguíamos esa corriente cuando estábamos en el mundo, ahora estamos en Cristo.
Estuvimos un tiempo bajo la influencia del mal, por no conocer la libertad que nos había sido dada.
(Luc: 11:21-22) El diablo era el hombre fuerte de ese tiempo… Ya no lo es.
(Luc: 8:26-36) Los demonios poseían a las personas por mucho tiempo.

Nota.

Cuando escuchamos esa palabra que está escrita en la biblia…
(Mar: 16:17) “En mi nombre echarán fuera demonios”

Debemos entender dos cosas:

La primera… debemos ubicarnos en los tiempos…

(Luc: 9:1) Jesús les dio autoridad a los discípulos sobre los demonios porque Él todavía no había hecho la obra en la cruz y los demonios se movían libremente, pero…
La segunda… El libro de Marcos en el “Original” solo llega hasta capítulo (16:9).De ahí en adelante fueron unos escritos hechos por los traductores de la biblia pero nunca fueron palabras de Jesús, ni mucho menos escritos por Marcos… Para confirmarlo lo pueden hacer con estas dos versiones. La Reina Valera del 6O con anotaciones de Scofield y la (Biblia Jerusalén).

Después de la cruz o después de Cristo:


En la cruz… (Col: 2: 14-15) Despojó a los principados y potestades, triunfando sobre ellos en la cruz.

En la cruz… (Heb: 2: 14). Destruyó al que tenía el imperio de la muerte esto es al diablo, para cumplir lo que se escribió en (Juan: 12:31) Ahora es el juicio de este mundo;ahora el príncipe de este mundo será echado fuera.

Reflexionemos:

El Dios del cielo, el creador de todas las cosas… Se vistió de un cuerpo de carne para hacer lo que ningún hombre podría hacer “destruir al diablo.”

Preguntémonos esto:

Si Dios vino a destruir al diablo en la cruz y no pudo… ¿Cree Ud. que el hombre si lo puede hacer diciéndole… “fuera, fuera”?
Si Dios no lo pudo hacer… Estaríamos siguiendo a un Dios fracasado, esto es IMPOSIBLE.
El diablo fue destruido para que pudiéramos disfrutar de la libertad con la que Cristo nos hizo libres.
Nunca un hijo de Dios puede ser poseído por demonios, pues somos templo del espíritu de Dios.

NO HAY DIABLO PARA LOS HIJOS DE DIOS.

Las luchas o tentaciones que libramos todos los días de nuestra vida…
Pablo les da un nombre… (Gal: 5:19-21) “Obras de la carne” a lo que los cristianos mal enseñados les llaman demonios.
Y nos da también un consejo de Dios… (Col: 3:5) Haced morir lo terrenal que está en vosotros… El mismo tuvo esta lucha (Rom: 7) (1Cor: 9:24-27).Y el Señor le respondió… “Bástate mi gracia” (2 Cor: 12:1-7).
Disfrutemos entonces de lo que Dios mismo en Jesucristo hizo por nosotros. “consumado es” Todo esta hecho.

¡Bendecidos!



1 comentarios:

Anónimo dijo...

Saludos Hermano, lei lo que has puesto y talvez lo que ponga no te guste pero es la realidad, Satanas si esta en la tierra y cuando quiere va al infierno, el tiene esa facilidad, lo que has escrito se aplica para los HIJOS DE DIOS!, los que no son satanas los puede tocar como el quiera, porque Dios permite algunas de esas cosas, aun no llega el tiempo de satanas, por lo tanto el trata de llevarse al infierno cuantas almas puede, creo que deberias orar porque tu entendimiento se abra antes de leer la palabra, porque tienes como lo que se conoce como "Biases" TU Mente se enfoca en que el diablo no esta y eso es lo que veras, tu exactitud en cuando a la palabra no es al 100%.

El poder demoniaco es real, asi obtienen sus poderes las brujas, hechiceras, adivinas etc.. a Satanas se le podria permitir tentar aun hijo de Dios pero nunca tocarlo y peor aun matarlo ESO JAMAS, (tocarlo con cositas como tentacion o cosas asi, pero claro una vez que te afirmas en Cristo como una roca no pasa nada).

Me parece que tienes que escuchar mas testimonios, anda a youtube que encontraras muchos.. Lo que hizo Jesus en la cruz fue vencer a satanas para que sus hijos tengan la facilidad de ir al cielo por medio de su sangre que limpia los pecados del mundo, para darles poder a sus hijos sobre las tinieblas por medio de su sangre, porque asi como las brujas obtienes poderes por satanas asi mismo los hijos de Dios reciben dones espirituales directos del Espiritu Santo.

Dios te bendiga.. ^^ Saludos tmb

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!