-->

Los Justos resplandecerán

Objetivo:

Dar luz al cristiano para que crea la palabra… Que lo que el Señor dice es “Verdad” (Mat.13:43)

Introducción:

Muchas veces encontramos la expresión. “El que tiene oídos para oír, que oiga” Pero en realidad no entendemos espiritualmente el significado de esta palabra. ¿Cómo entender?

1- Naturalmente hablando:

A) Oír… Es percibir toda clase de sonidos, voces, etc. Pero sin tener claro que es lo que se está leyendo.

B) Escuchar… Es tener claro lo que está percibiendo, sean voces, sonidos, etc.

2- Espiritualmente hablando: es (Totalmente al contrario).

A) Oír… Es tener claro lo que estoy recibiendo (Revelación).

B) Escuchar… Es tener solamente una información, así nuestra mente natural diga lo contrario.

(Juan: 15:32) Nosotros, como pámpanos en Dios, seremos limpiados para que llevemos mas fruto. Entendiendo fruto, no como la cantidad personas que llevemos a la congregación, sino, como la manifestación del Dios que está en nosotros.

Juan el bautista lo decía de otra forma, "Es necesario que YO mengue, para que Cristo crezca"

“Oro a Dios para que nuestros sentidos espirituales estén siendo ejercitados para su gloria y bendición.”

Existen tres puntos especiales para poder llevar frutos.

A) Limpieza.

B) Permanecía.

C) Obediencia.

Cristo mismo en la cruz nos dejo limpios, puros y sin mancha, sin arruga y sin cosa semejante. (Efe: 5:22) Se hizo uno con nosotros para siempre…

De nosotros esta ahora obedecer a lo que El dijo y a lo que El hizo, permaneciendo en su Palabra. "Si permaneciereis en mi, y mis Palabras permanecen en vosotros… Todo os será hecho.
(Isa: 52:7) Este es nuestro ministerio, llevar buenas nuevas a nuestros hermanos en Cristo.

"Bienaventurados son los pies de los que anuncian buenas nuevas, de los que anuncian la paz… Conforme al nuevo pacto de gracia."
(1 Cor: 1:26-31) Somos servidores de Cristo, colaboradores…NADA MAS.
(2 Cor: 4:3) Pero sino predicamos su palabra… Estará encubierto el evangelio del Señor entre los que se "PIERDEN" A nosotros nos ha sido revelado el verdadero evangelio de Dios. No es para todo el mundo, valoremos entonces esta revelación para que la Gracia de Dios no pase en vano por nuestra vida.
(Juan: 15:11,16:1) Esto lo digo, dice el Señor… Para que nuestro gozo sea cumplido… "Predicar su Palabra" SIN TROPIEZO ALGUNO.
(ISA: 54:10) El, no quebrara el pacto nunca, porque lo hizo consigo mismo.
(2 Cor: 1:20) OJO, OJO... OIGA!!! Todas las promesas de Dios se hacen efectivas en la vida de nuestros hermanos " SOLO POR MEDIO DE NOSOTROS" Tremenda responsabilidad... ¿Cómo está tu hermano... Pobre? Enfermo? Atado a una religión? Es tu responsabilidad.
(Mat: 13: 16) Pero… “Tranquil@s... El Señor dice que eres bienaventurad@ porque vuestros ojos, ven y vuestros oídos, oyen. ¿OYES, VES?

Bendecidos con toda bendición…

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!