-->

Sabiduria y Conocimiento

Dos palabras que no pueden separarse, que muestran y reflejan la perfección de Dios en todas las cosas.

Sabiduría es la manifestación del Espiritu para que el conocimiento (Logos) pueda ser equilibrado en Dios.


Objetivo:
Que aprendamos a Conocer a Dios en su palabra, soberanía, voluntad y propósitos, conocerle a Él como Padre y no solo conocer sus “cosas.” Y a Entender que El es Dios y hace misericordia, juicio y justicia en la tierra. Esto es sabiduría…

(Jer: 9:23-24) Así dijo Jehová: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. Más alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice Jehová.

Para conocerle se necesita sabiduría de lo alto…

(Fil: 310) a fin de conocerle, y el poder de su resurrección.
Es ahí precisamente donde el cristianismo moderno está fallando, pues el Jesus que siguen esta muerto… Aunque predican un Cristo vivo, no creen ni lo que dijo, ni lo que hizo.

Cristo resucito para ser Señor sobre todas las cosas con PODER Y GLORIA y está sentado en su MAXIMA AUTORIDAD. Este es el error del sistema religioso hoy en día… (Tito: 1:16) Profesan conocer a Dios, pero con los hechos lo niegan, siendo abominables y rebeldes, reprobados en cuanto a toda buena obra.

Nuestra buena obra es… “Salvar a los creyentes” Cumplir nuestro ministerio… Anunciar y Aclarar a Todos!!! (Efe: 3:8-10).

No es fácil predicar esta palabra pero es la gloria que tenemos, reconciliar nuestros hermanos con Cristo, pues El ya se reconcilio con nosotros, como dijo el Apóstol Pablo, “luchando según la potencia de Él, la cual actúa poderosamente en mí.” Cuando hemos sido mal enseñados, esta verdad consuela nuestro corazón en Cristo.

(Col: 2:2) para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo. 

Pablo cumplió su ministerio:

Decimos conocer a Dios pero… Estamos muy lejos de conocerlo si todavía nuestros ojos ven el cuerpo Jesus, el velo de carne con el cual se vistió para cumplir su ministerio terrenal, es yendo mas allá… Es viendo el Espíritu, porque el Señor es el Espíritu... (El Dios no conocido).

Jesús es la puerta, pero hay que salir de El, para conocer a Cristo (Juan: 10:9)...


Pablo lo hizo con los religiosos de su tiempo, ahora es nuestro ministerio… 
(Hech: 17:23) porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio.

La Sabiduría de Dios es...  Para los que han alcanzado madurez (1Cor:2:5-7)
El conocimiento de Dios es por revelación. (Sal: 139:6) David decía: Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender.

Recuerda esto… Tenemos el Espíritu del Señor!!!

(Isa: 11:2) Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

(Isa: 11:9) porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar. (Era una promesa, ahora es una realidad). (Oseas: 4:6) Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Que nada nos robe esta gloria, esta bendición de Dios…


Hoy el conocimiento de verdad es para ti, úsalo con sabiduría…
La carne, el mal que está en ti se levantara y te sugerirá cosas, ejercítate en la Palabra de sabiduría. (2 Cor: 10:5) derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,
A Pablo le fue dado conocer este misterio… Y ahora está siendo REVELADO A NOSOTROS por el Espíritu de Dios quien es el que nos guía a toda verdad.

(Efe: 3:4) leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, (Efe: 3:8) Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo, Nada se puede comparar a este conocimiento… 

Conocer a Dios vale más que todo en el mundo.

Dios quiere que TODOS sus hijos conozcan esta verdad. (1 Tim: 3:4) el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

Estas dispuesto a ser usado por Dios? A predicar esta palabra por mas dura que ella sea ?
Bendecido(a) eres con toda bendición…



0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Davivienda, en (Daviplata) al N° 3122319222 a nivel Nacional a nombre de William Daniel Muñoz Molano C.C # 16680415 de Cali, o en cualquier oficina de Western Unión CC.16680415. En Colpatria N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!