-->

Santos e inmundos

El cristianismo tradicional piensa que mientras se tengan inmundicias, no será santo ni perfecto, y como consecuencias se han formado una religión que trata de santificar la carne, la cual no fue previsto de Dios hacerlo.

Por ello los cristianos siempre se ven mal, porque se miran en sus inmundicias de la carne.

(1Ped: 3:21) “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios por la resurrección de Jesucristo”.

A pesar de que nuestro espíritu está perfecto, nuestro cuerpo (carne - sarx) está dañado. (1Ped: 3: 21) (Efe: 4:22) (Rom: 7:21) (Fil: 3:21).

1. Las Inmundicias de la Carne
.
a) (Gal: 5:19-21) los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios. <No la vida eterna>

b) (Col: 3:5) Haced y morir a vuestra naturaleza terrena. <Lo adquirido de Adán>.


2. La gracia te enseña a renunciar a la impiedad

a) (Tito: 2: 11-12) La Gracia vino para enseñarnos a renunciar a la impiedad y a las deseos mundanos.

b) (Efe: 4:22) - Despojaos del viejo hombre que está viciado.

c) (2 Tim: 2: 19-21) Si alguien puede así mismo purificarse de estos errores...


d) (2Cor: 7:1) Purifiquémonos de toda impureza.

e) (Stgo: 1:21) Despojándose de toda impureza

f) (1Ped: 1:13-17) Tornaros santo en todo vuestro procedimiento.

g) (Gal: 5:16) No satisfagáis la concupiscencia de la carne.

3. Catorce advertencias de Pablo contra la carne

a) (Rom: 6:12,13) (Fil: 3; 3) (2Tim: 2:19) (1Cor: 6:20) (Col: 3; 5)

(Tito: 2:11,12).

b.) (2Cor: 7:1) (1Tes: 4:7-8). (Gal: 5:16) (2Tes: 3:6). (Heb: 12: 5-11) (Efe: 4:22) (1Tim: 3:7).

4. ¿Cómo detener las inmundicias de la carne?

a) (2Cor: 10: 3-5) derribando argumentos y toda altivez ...llevando cautivo....


b) (Rom: 8:13) Por el espíritu hacéis morir las obras de la carne.


c) (1Cor: 9:27) Hiero mi cuerpo y lo pongo en servidumbre.

d) (Stgo: 3:6) La lengua contamina todo el cuerpo.

5. No usar la libertad del Espíritu para dar oportunidad a las debilidades de la carne.

a) (Gal: 5:13) No uséis de la libertad como ocasión a la CARNE.


b) (1Ped: 2: 11-16) No usar la libertad como pretexto de la malicia .


c) (1Cor: 8:9) Que vuestra libertad no venga a ser un tropiezo .

d) (1Cor: 10:23) Todo me es lícito, mas no todo conviene.

Conclusión.

El hombre como tal esta compuesto por cuatro partes que deben ser conocida para poder vivir una vida de conciencia limpia y verse en la posición en la cual Cristo lo ha colocado.

1. Neuma: Ángel – espíritu
2. Soma: Cuerpo estructural natural
3. Psuché: Alma: sentimientos, emociones, voluntad
4. Sarx: Carne o mal

A pesar de que la carne no pueda cambiar, existe un llamado para matar sus intenciones, que influencian el alma y el espíritu manifestándose por el cuerpo. Cuando el espíritu ángel es alumbrado con el conocimiento de la Gracia, recibe la vida por la cual gobierna el alma y suprime las inmundicias de la carne, llegando así a manifestar todo el bien de Dios en el cuerpo.

Bendecid@s...

0 comentarios:

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Western Unión a nivel nacional, a nombre de William Daniel Muñoz Molano, con CC # 16680415, o en el Banco Colpatria a la cuenta de ahorros N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!