-->

Solo para Escogidos

Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos los escogidos. (Mateo: 20:16)

Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán. (Daniel: 12:10).

Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen. (Mateo: 13:16).

Tomado del Libro Hijos del Pacto de Gracia, escrito por el Apóstol Leonel Sánchez.

“…A los que de corazón sincero han caminado en el Señor durante mucho tiempo tratando de buscar una madurez en su congregación.

El que tiene oídos para oír… Que oiga.

Jesús animó a sus discípulos a mantenerse en la pureza de la doctrina, cuidándose de la “levadura” de los fariseos y saduceos y lamentablemente fue de lo que menos se cuidaron, ni ellos ayer ni el cristianismo de hoy. Cuando se ha tenido la experiencia de vivir entre los judíos observando los ritos, ceremonias y costumbres que ellos practican y luego se visita una iglesia o comunidad cristiana no se perciben diferencias, ya que el 98 % de los ritos y ceremonias cristianas son los ritos y ceremonias del judaísmo. Ante la pregunta: ¿Que vivimos hoy? La respuesta es evidente. El llamado cristianismo de hoy no es más que un judaísmo disfrazado de cristianismo,

“La levadura de los fariseos y saduceos esta vigente y se refleja en el legalismo religioso de las practicas evangélicas”.

La división de las congregaciones en sectarismo, la falta de unidad en la doctrina y la imitación perfecta de los conceptos religiosos de los primeros discípulos de la iglesia en Jerusalén, a la cabeza de sus dirigentes Pedro, Jacobo y Bernabé, confirma esta afirmación.

No es que tenga algo contra los judíos, por el contrario, se que de allí vino la ley, los pactos, la promesa y la simiente salvadora que es Cristo El Señor. Todo eso tiene que estar muy claro para cualquier creyente que desee adentrarse en el tema del nuevo pacto de gracia. (Rom: 9:5).

No hay muchos libros que hablen del nuevo pacto de gracia, algunos mencionas la palabra nuevo pacto o gracia, pero en su contenido están lejos de ser el verdadero mensaje revelado al Apóstol Pablo.

…Oro a Dios para que le sean abiertos los ojos de su entendimiento y sus sentidos espirituales sean ejercitados…

1. Cristo vino a ponerle fin a la ley porque esta no podía perfeccionar a nadie, no podía dar conciencia limpia ni justificar al hombre. (Rom: 10:4, Gal: 22:16). La ley se introdujo para manifestar y abundar el pecado, para que estando el hombre imposibilitado para cumplir sus demandas, la gracia apareciera como la alternativa y el bálsamo que daría paz y sosiego al sufriente pecador. (Rom: 5:20).

2. Cristo vino a establecer un nuevo pacto ya que el primero tenía defectos y por consiguiente, todo aquel que se rija por el antiguo pacto se vera defectuoso en su vida cristiana. (Heb: 8:7). Por esto Cristo tomo ese pacto y lo dio por viejo y destinado a desaparecer, a causa de establecerse uno nuevo y mejor. (Heb: 8:7,13). Por lo tanto las leyes, ceremonias, ritos y símbolos que contenía el viejo pacto de la ley llegaron a su fin a causa de la reforma establecida por Cristo en la cruz. (Heb: 10:9).

Recibo que Ángeles ministran sobre TI todo conocimiento, sabiduría y entendimiento y que el Espíritu de DIOS te guíe siempre a toda verdad. Amen.

1 comentarios:

abel dijo...

muy buen mensaje saludos a todos gracia y paz del Señor, vamos a la perfeccion =)

Nota:

Puedes depositar tu ofrenda en cualquiera de las oficinas de Western Unión a nivel nacional, a nombre de William Daniel Muñoz Molano, con CC # 16680415, o en el Banco Colpatria a la cuenta de ahorros N° 5872056409.

El apóstol Pablo escribió en (2Cor: 9:1-15) “Cuanto a la ministración para los santos, es por demás que yo os escriba”; pues conozco vuestra buena voluntad y generosidad, y no como de exigencia nuestra. Pero esto digo:

1) El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2) Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra;

3) Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Porque la ministración de este servicio no solamente suple lo que a los santos falta, sino que también abunda en muchas acciones de gracias a Dios; pues por la experiencia de esta ministración glorifican a Dios por la obediencia que profesáis al evangelio de Cristo, y por la liberalidad de vuestra contribución para ellos y para todos; asimismo en la oración de ellos por vosotros, a quienes aman a causa de la superabundante gracia de Dios en vosotros.

¡Gracias a Dios por su don inefable!